22 julio, 2024
Información generalSociedadViajes y Turismo

La Iglesia de San Ignacio, un tesoro histórico y arquitectónico en el corazón de Buenos Aires

La Iglesia de San Ignacio es la más antigua de la ciudad de Buenos Aires y forma parte de la Manzana de las Luces, un conjunto de edificios históricos y culturales que albergan la historia de la nación argentina. Su construcción comenzó en el siglo XVII por los jesuitas, quienes también fundaron el primer colegio y la primera universidad de la ciudad. Su fachada, su cúpula, su altar mayor y su reloj son algunos de los elementos más destacados de esta joya del barroco colonial.

vista de la iglesia desde alsina

Los orígenes de la iglesia

La Iglesia de San Ignacio se levanta sobre el solar que donó en 1661 Isabel Carvajal, viuda de Gonzalo Martel de Guzmán, a la Compañía de Jesús. Los jesuitas habían llegado a Buenos Aires en 1608 y habían construido su primera iglesia y colegio en la actual Plaza de Mayo, pero debieron abandonarlos por razones de seguridad y defensa del fuerte.

La segunda iglesia, también de adobe, se terminó en 1675 y se dedicó a San Ignacio de Loyola, fundador de la orden jesuita. En 1686 se iniciaron las obras de la actual iglesia, con ladrillos traídos de los primeros hornos de Buenos Aires. La construcción se prolongó hasta 1722 y se consagró en 1734. Es la iglesia más antigua que se conserva en Buenos Aires.

La fachada y la cúpula

La fachada de la iglesia es una obra maestra del barroco colonial, con influencia del barroco bávaro. Su autoría se discute entre los arquitectos jesuitas Krauss, Bianchi y Prímoli. Se destaca por su simetría, sus columnas salomónicas, sus nichos con esculturas de santos y su frontón curvo con el escudo jesuítico.

La cúpula de la iglesia es otro elemento singular, que comparte solo con la Catedral Metropolitana de Montevideo. Se eleva sobre un tambor cuadrangular en el crucero y está cubierta por tejas vidriadas de colores. Su interior está decorado con pinturas alusivas a la vida de San Ignacio.

El altar mayor y el reloj

El altar mayor de la iglesia es una obra del siglo XVII, tallada en madera y dorada posteriormente por Isidro Lorea. Representa el triunfo de la fe sobre el paganismo y muestra escenas del martirio de los primeros jesuitas en América. En el centro se ubica la imagen de San Ignacio rodeada por ángeles.

El reloj que corona una de las dos torres de la iglesia es el más antiguo de la ciudad de Buenos Aires. Estuvo en la torre del Cabildo -a 100 metros de la iglesia-, hasta 1889, cuando pasó a formar parte de la actual fachada del edificio eclesiástico. 

Galería de imágenes

NombreIglesia de San Ignacio
UbicaciónBolívar 225, barrio de Montserrat, Buenos Aires
Construcción1686-1722
Consagración1734
EstiloBarroco colonial
OrdenCompañía de Jesús
PatronoSan Ignacio de Loyola
Monumento Histórico NacionalDesde 1942

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *