Eslovenia, pulmón de Europa

Puente de Solkan: una de las tantas bellezas arquitectónicas de Eslovenia

Recorrer paisajes paradisíacos significa contemplar la perfección de la naturaleza. Eslovenia es una de las geografías impactantes en cuanto a sus paisajes, sobre todo por la política ecológica que sostienen estrictamente sus habitantes.
En esta oportunidad, recorrimos el Puente de Solkan, el puente ferroviario construido en piedra con forma de arco más grande del mundo.

Su historia atraviesa diferentes periodos del siglo XX, por lo tanto en ambas guerras mundiales tuvo consecuencias y posteriores reconstrucciones. Se comenzó a construir en 1900 y finalizó en 1906 por el gobierno austrohúngaro que lo completó con estructuras de uso ferroviario.
Esta atracción se encuentra ubicada muy cerca de la frontera con Italia, sobre el Río Soca en Goriza y pertenece a la línea Ferroviaria Jesenice – Trieste.
En las descripciones de la época se habla del “más bello puente sobre el verde esmeralda del Soca”. Desde Jesenice hay cinco túneles que lo aproximan al viaducto -de 163 metros de largo y 36 de alto-, después del puente la línea continúa hasta Gorizia

Polka típica eslovena. Canción: Zvon Zelja – Intérprete: Milly Orellana

Sin dudas, un punto turístico muy atractivo para visitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *