Cuando nuestro cuerpo nos ayuda a entrenar

La calistenia es una actividad deportiva que todos podemos practicar y ver resultados casi inmediatos

Seguramente muchos habrán escuchado esta palabra en los últimos tiempos, siempre asociada a la salud y al ejercicio físico,
pero, ¿qué es realmente la calistenia? Básicamente, es un sistema de ejercicios físicos que se realizan
utilizando únicamente el peso corporal. A diferencia de otras disciplinas que se realizan en los gimnasios, donde se
emplean barras, mancuernas y máquinas para llevar a cabo los ejercicios, aquí es el propio peso el que complementa los ejercicios.

Un poco de historia

La calistenia surgió en Francia a comienzos del siglo XIX. Fue en 1822 que comenzó a difundirse en el país galo y en Inglaterra.
Porteriormente, en Londres se publicaron los primeros tratados acerca de estos ejercicios, luego en Paris, traduciéndose al aleman
para ser difundidos en Berna (Suiza).
En este inicio de la práctica de la calistenia se hizo hincapié en lo saludables que resultaban los ejercicios de este tipo, como
así también la posibilidad de ser practicados tanto por hombres como por mujeres.

Ejercicios simples pero efectivos

Como mencionamos anteriormente, en la calistenia no se utilizan pesos externos, de modo que -a diferencia del trabajo en un gimnasio-,
aquí no se agregan kilos, sino que se aumenta la dificultad de los distintos ejercicios.
La calistenia podría considerarse la base de todos los deportes, ya que los diferentes ejercicios se repiten -prácticamente sin variantes-,
en todos los deportes. Ejercicios como abdominales, dominadas, flexiones, sentadillas, son comunes a prácticamente todas las disciplinas deportivas.
De modo que esta actividad física -que además de considerarse entrenamiento, en los últimos años comenzó a considerarse como un deporte en sí-,
está integrada por ejercicios que buscan desarrollar más la agilidad, la fuerza física y la flexibilidad, más que la potencia. El trabajo
se centra en el movimiento de los grandes grupos musculares.
Otro de los beneficios que posee la calistenia es la posibilidad de ser practicada en cualquier parte, ya que no se necesita ningún equipamiento
especial, y también el hecho de ser para todas las edades y para todos los niveles. Los beneficios de la práctica se pueden empezar a ver a las dos semanas de iniciada.

La nutrición como complemento

Como sucede en todo entrenamiento o práctica deportiva, la actividad física es solamente una parte en la búsqueda de resultados, ya que la otra
parte fundamental es mantener una alimentación equilibrada y sana.
Bajar la cantidad de comidas saturadas en grasa, tomar líquido, tratar de reducir las porciones, respetar las 4 comidas diarias, son solamente
algunas de las características de una buena nutrición. Un equilibrio entre carbohidratos y proteínas, sumado a un buen desgaste calórico
son los pilares de la obtención de resultados en la práctica deportiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *