27 febrero, 2024
DeportesNoticiasSociedadVideos

Chivilcoy: Cumple 40 años una de las primeras pistas atléticas de la provincia de Buenos Aires

El atleta olímpico Osvaldo Suárez inaugurando la pista del Polideportivo Municipal

El 8 de diciembre de 1983 se inauguró oficialmente el Polideportivo Municipal de Chivilcoy -a 160 kilómetros al oeste de la ciudad de Buenos Aires-, una obra que se realizó durante la gestión del intendente Héctor Vaccari, quien asumió el cargo el 20 de mayo de 1981 y lo dejó el 11 de diciembre de 1983, cuando entregó el municipio al Dr. Carlos Francisco Dellepiane, electo en las elecciones del 30 de octubre de ese año. El complejo deportivo se construyó sobre una superficie de terrenos que antes pertenecían a la empresa Obras Sanitarias de la Nación y que luego pasaron a formar parte del patrimonio municipal. El diseño y la planificación del lugar estuvieron a cargo del profesor Eduardo Pierino Pollarolli, un destacado dirigente del deporte local, ex futbolista y docente, que demostró su vocación, su impulso, su idoneidad y su capacidad de trabajo en esta y otras iniciativas deportivas.

A continuación vemos imágenes de los bocetos originales del profesor Pollaroli:

La pista del polideportivo municipal fue una de las primeras de la provincia con las medidas olímpicas, habiendo sido desarrollada la idea y luego la puesta en marcha del proyecto por el profesor Eduardo Pollaroli.
La idea comenzó a pergeñarse a mediados de la década del ’70. En aquel momento, el Club Atlético Lanús tenía una de las mejores pistas de atletismo, y el profesor Pollaroli de alguna manera (siempre se las ingeniaba para conseguir lo que quería…), logró acceder a los planos de esa pista del club del sur del conurbano bonaerense para poder estudiar más profundamente medidas, proporciones y materiales necesarios para llevar adelante su proyecto.
De esa manera, en 1977 ya tenía diagramados los primeros bocetos -luego transformados en planos, ya que él era un excelente dibujante técnico-, para comenzar a desarrollar el proyecto “Polideportivo de Chivilcoy”.

Aquí vemos los primeros planos oficiales conocidos del desarrollo del proyecto de la pista de atletismo de la ciudad de Chivilcoy realizados por el profesor Eduardo Pollaroli en el año 1977:

Empezó así la “epopeya” de trámites, pedidos, pruebas (una y otra vez, hasta lograr casi la perfección), donde este proyecto ya comenzó a tomar forma y poco a poco se fueron haciendo los trabajos sobre los terrenos que Obras Sanitarias de la Nación había cedido para que en ese predio se construyera la pista de atletismo del polideportivo municipal de la ciudad de Chivilcoy. Y todo a pulmón, ya que el profesor Pollaroli no cobró un solo peso por estar al frente de esta importante obra y todo lo que consiguió lo destinó a su “hijo pródigo”.

Momento en que se abren por primera vez las puertas del Pilideportivo Municipal el día de su inauguración

Finalmente, el jueves 8 de diciembre de 1983 en horas de la mañana, se produjo la inauguración del Polideportivo Municipal de Chivilcoy, donde Eduardo, profundamente emocionado, pudo ver cumplido su sueño luego de casi una década.

Quién fue el profesor Pollaroli

Eduardo Pierino Pollaroli (1921 – 2003), no fue solamente un docente de escuela técnica de la ciudad de Chivilcoy. Fue un entusiasta de los deportes, tanto sea de la práctica como de la organización y administración de las instituciones. fue un adelantado a su época, innovando en las diferentes áreas en las que le tocó estar. Ya sea en la Liga Chivilcoyana de Fútbol, en la Asociación de Básquet de esa ciudad, o tambíen como Director de Deportes municipal (siempre ad honorem), Pollaroli siempre buscó ir más allá, ideando diferentes formas de mejorar la práctica deportiva en su ciudad.
En dos oportunidades fue designado como director de deportes de la municipalidad local, desarrollando una gran actividad durante el tiempo que le tocó ejercer su cargo.

El profesor Eduardo Pollaroli, con una placa en sus manos que le fue entregada en esa jornada, en el palco el día de la inauguración de su querida pista de atletismo. Su sonrisa lo dice todo


Amante del atletismo, junto a un grupo de entusiastas fundó el 14 de abril de 1994 la Asociación de Atletismo Chivilcoyana (AdACh), que buscaba ser la eentidad madre de este deporte en la ciudad de Chivilcoy, al estar conformada de una forma novedosa, nucleando a diferentes instituciones deportivas de la ciudad que no tenían al atletismo entre sus deportes, con el objetivo de hacer crecer la práctica de esta disciplina.


“El atletismo no es solamente correr por las calles”, decía siempre, en referencia a que las pruebas de campo (saltos y lanzamientos), estaban relegadas y no tenían la difusión, práctica y entrenamiento suficientes como para hacer subir el nivel. Por esa razón, contrató siendo presidente de AdACh al renombrado profesor Daniel Gómez, proveniente del club Independiente de Avellaneda, experto entrenador de atletismo y ex lanzador internacional de martillo, muy profesional y muy apreciado por quienes lo conocen, que comenzó a entrenar a jóvenes de la ciudad con vistas a ese progreso.
Gracias a su gran trabajo en pos del atletismo, Pollaroli integró la Federación Atlética de la provincia de Buenos Aires, que en su asanmblea general del día 2 de abril de 1995 lo designó como vocal titular de esa afamada institución deportiva.
En su segunda gestión como director de deportes municipal, Eduardo Pollaroli busco integrar a las diferentes instituciones para conformar un entramado deportivo que permitiera trabajar en conjunto. Para ello, conformó la Comisión Municipal de Deportes, donde él como director organizaba y diagramaba las diferentes políticas deportivas. Buscó, además, que la Dirección de Deportes del municipio fuera el nexo entre las instituciones de alto nivel y los deportistas, logrando obtener de esta manera becas que beneficiaban a los deportistas locales en el desarrollo de su especialidad. Como toda persona que está un paso adelante con sus ideas, no tuvo el apoyo suficiente para llevar adelante todas sus ideas a causa de la envidia y el egoismo de muchos que lo tildaban de “loco” y que en pos de beneficios personales buscaban poner palos en la rueda a los proyectos que desarrollaba Pollaroli.

Amigo de glorias del deporte argentino tales como Osvaldo Suárez -de hecho, fue quien inauguró la pista del Polideportivo de Chivilcoy haciendo honor a esa amistad que los unía-, Noemí Simonetto, Humberto Selvetti o Luis Nicolao, por citar solamente algunos nombres, el profesor Pollaroli era respetado en los más altos ámbitos del deporte argentino.
Eduardo Pollaroli falleció en el mes de octubre de 2003, habiendo dejado un gran legado entre quienes tuvimos el placer y orgullo de compartir algún momento de nuestras vidas con él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *