“Es mejor dar que recibir”

Con una convicción profunda el Pastor Evangélico Juan Armelino, perteneciente a la Iglesia Resplandecer, Centro Cristiano Familiar de la ciudad de Lincoln, nos cuenta su historia personal y pastoral junto a su esposa Mariela.

Por qué y cuándo despertó en él la vocación por la palabra de Dios, la tarea evangelizadora y el trabajo social para aliviar dolores del alma y necesidades cotidianas hasta la sanación del cuerpo, acciones que ocupan su vida en la ciudad. Suma además las campañas misioneras hacia el interior del país, donde la pobreza es una dura realidad y colaboración económicas con pastores del Perú donde los pueblos originarios también tienen necesidades espirituales y materiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.