Una despedida que no estuvo a la altura de las circunstancias

Una pésima organización hizo que lo que debía ser una fiesta se transformara en un caos con corridas, avalanchas y hasta gases lacrimógenos dentro de Casa de Gobierno.

Durante la jornada de hoy se llevó a cabo la despedida a Diego Maradona en la Casa Rosada. El evento, organizado y coordinado por el Gobierno Nacional, se vio desbordado a media tarde, cuando se dio a conocer que en vez de finalizar a las 16, el velorio terminaría a las 19. Fue en esos momentos que una multitud enardecida trepó a las rejas de la entrada principal de Casa de Gobierno y logró entrar por la fuerza.
En ese total descontrol, donde no faltaron los golpes, desmanes y gases lacrimógenos hacia el público por parte de las fuerzas de seguridad, nuevamente hubo un cambio de planes, y ante el temor de que todo se descontrolara más aún, la familia Maradona decidió sacar el féretro de la capilla ardiente y finalizar el sepelio pocos minutos después de las 16 y que el cortejo fúnebre saliera rápidamente hacia Bella Vista, lugar de la última morada de Diego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *