28 febrero, 2024
Información generalNoticiasSociedadTecnología

Austria da un Paso Histórico Hacia la Sostenibilidad con una Flota de Taxis Totalmente Eléctrica

En un ambicioso movimiento hacia la sostenibilidad y la reducción de emisiones, Austria está preparada para convertirse en el primer país en tener toda su flota de taxis compuesta exclusivamente por vehículos eléctricos para fines de este año. La iniciativa, liderada por el sector del transporte, marca un hito significativo en la transición hacia formas más limpias y eficientes de movilidad en el país.

La noticia fue confirmada por la Asociación de Taxistas de Austria, que anunció que todos los taxis operativos en el país serán reemplazados por vehículos eléctricos antes de que finalice el año en curso. Esta medida busca abordar las crecientes preocupaciones sobre la calidad del aire y la huella de carbono, al tiempo que demuestra el compromiso de Austria con el medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Viena, capital de Austria (Foto: © Gustavo D’Onofrio)

La importancia de este cambio

La flota de taxis eléctricos no solo contribuirá a la reducción de gases de efecto invernadero, sino que también se espera que sirva como catalizador para la adopción generalizada de vehículos eléctricos en el país. Esta medida se alinea con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París y refleja el compromiso de Austria con la lucha contra el cambio climático.

El plan de transición incluirá incentivos para los taxistas que decidan cambiar sus vehículos convencionales por modelos eléctricos, como reducciones fiscales y subsidios para la adquisición de vehículos respetuosos con el medio ambiente. Además, se están planificando infraestructuras de carga adecuadas para respaldar la creciente demanda de vehículos eléctricos en el país.

El gobierno austríaco también ha expresado su apoyo a esta iniciativa, destacando la importancia de liderar con el ejemplo en la implementación de prácticas más sostenibles. Se espera que este proyecto tenga un impacto positivo tanto a nivel nacional como internacional, inspirando a otros países a seguir su ejemplo y adoptar medidas similares para avanzar hacia una movilidad más ecológica.

La noticia ha sido bien recibida por diversos sectores, incluyendo organizaciones ambientales y grupos defensores de la energía limpia. Se espera que esta transición no solo beneficie al medio ambiente, sino que también impulse la economía a través de la creación de empleos en la industria de vehículos eléctricos y la construcción de infraestructuras de carga.

Viena, capital de Austria (Foto: © Gustavo D’Onofrio)

Recarga inalámbrica: Innovación casera para taxis eléctricos en Austria

Tanto las autoridades estatales como locales han reconocido la importancia de establecer puntos de recarga como una prioridad para la flota de taxis eléctricos en Austria. Dada la naturaleza diaria de un taxi en la ciudad, que recorre entre 150 y 200 km diarios, es esencial que siempre disponga de suficiente batería para no comprometer la velocidad ni el alcance en cada viaje. Además, durante el invierno, la calefacción puede consumir aproximadamente el 10 por ciento de la batería en una hora, lo que, en un turno de ocho horas, podría dejar la batería en una situación precaria si se gasta solo en combatir el frío mientras se espera a los clientes en la parada. Por lo tanto, la recarga sin demoras y de manera conveniente se ha vuelto imprescindible.

Una solución innovadora para la recarga en las paradas de taxis ha sido presentada por dos empresas austriacas, con sedes en la ciudad donde nació el padre del motor Wankel y en Graz, una referencia en la industria automotriz con empresas como Magna, que ha producido vehículos emblemáticos como el Mercedes G, Audi TT, Peugeot RCZ, Jaguar i-Pace y Toyota Supra. Estas empresas, que ahora han dado un giro de 180 grados hacia la electromovilidad, también cuentan con AVL, una empresa líder en la medición de contaminantes y en estudios de combustión, cuyas tecnologías han sido adoptadas por la mayoría de los fabricantes de automóviles.

La solución presentada es un sistema de recarga inalámbrica, que destaca por su enfoque casero pero altamente innovador. Este sistema busca abordar la necesidad de recargar las baterías de los taxis de manera eficiente y cómoda durante sus turnos, evitando demoras que podrían afectar la productividad del servicio. Con esta tecnología, se espera optimizar la operación de la flota de taxis eléctricos y garantizar una disponibilidad constante de vehículos listos para el servicio. La iniciativa no solo destaca la adopción de tecnologías avanzadas en el sector del transporte, sino que también subraya el compromiso continuo de Austria con la movilidad sostenible y la innovación en el ámbito de los vehículos eléctricos. Con estas soluciones, Austria no solo lidera en la transición hacia una flota de taxis completamente eléctrica, sino que también busca establecer nuevos estándares en la eficiencia y la comodidad de la recarga, allanando el camino hacia un futuro más sostenible en el transporte.

Viena, capital de Austria (Foto: © Gustavo D’Onofrio)

Recarga Conductiva: Una Innovadora Alternativa a la Recarga Inductiva para Taxis Eléctricos

Una solución revolucionaria está transformando la experiencia de recarga para los taxis eléctricos en Austria, y se llama “Matrix Charging”. Desarrollada por la empresa easylink/Keba, esta tecnología ofrece ventajas significativas sobre la recarga inductiva, eliminando la necesidad de que los taxistas se bajen del vehículo y evitando el uso de cables molestos. Además, esta solución no se ve afectada por las inclemencias del tiempo, ya que la lluvia o la nieve no interfieren con el proceso de recarga.

A diferencia de la recarga inductiva que requiere una precisión milimétrica al estacionar sobre el punto de recarga, el “Matrix Charging” simplifica este proceso. Consiste en una placa cuadrada equipada con elementos metálicos de contacto. Desde la parte inferior del vehículo, un pedúnculo desciende sobre la placa, cerrando el circuito y dando inicio al proceso de recarga de la batería.

La clave de este sistema reside en sus contactos, diseñados de manera similar a los dientes de una lamprea o una anguila, asegurando una conexión eficiente. Al descender, el movimiento giratorio del pedúnculo “barre” la superficie, eliminando posibles objetos que puedan estar sobre la placa con la ayuda de un soplado de aire.

Los creadores aseguran que el sistema logra una eficiencia de recarga del 99 por ciento, ofreciendo recargas a 22 kW en corriente alterna y hasta 50 kW en corriente continua. En el caso de vehículos con sistemas eléctricos de 800 voltios, la potencia puede duplicarse, alcanzando los 100 kW. La resistente placa de recarga puede soportar un peso de hasta 2.500 kilos y se prevé que se entierre en el asfalto para quedar al ras con la superficie. En este escenario, la conexión con el punto de suministro también se ubicaría debajo.

Durante el transcurso del año 2024, más de un centenar de taxis participarán en pruebas para validar el sistema para eTaxi, utilizando modelos como el Ioniq 5 y el Volkswagen ID.4. Los creadores destacan que su solución tiene un costo significativamente menor en comparación con los sistemas inductivos y que su mecanismo de recarga es adaptable al 90 por ciento de los modelos eléctricos actuales. Este avance marca un paso fundamental hacia la simplificación y optimización de la recarga para la creciente flota de taxis eléctricos en Austria.

En resumen, la decisión de Austria de convertir toda su flota de taxis en vehículos eléctricos es un paso crucial hacia la sostenibilidad y la mitigación del cambio climático. Este ambicioso proyecto establece un estándar para la adopción de vehículos eléctricos en el transporte público y sirve como un modelo a seguir para otros países que buscan abordar los desafíos ambientales del siglo XXI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *